Crianza

Hija, si el hombre que juró amarte se convierte en monstruo, vuelve a casa 

Hija, debes saber que no importan las veces que caigas, siempre voy a estar ahí para tomarte de la mano. Está bien si te fuiste con la persona equivocada, lo importante es que te marches antes de que sea demasiado tarde. 

Por Karen Villaseñor

- 08/01/2021 12:28

Hija, si el hombre que juró amarte se convierte en monstruo, vuelve a casa  (Foto Pexels)

Hija, quiero empezar estas líneas diciéndote lo mucho que te amo. No tienes idea de lo feliz que me hace verte sonreír y saber que alguien que amas y te ama, te acompaña. Sin embargo, debes saber que la vida a veces pesa, que tiene tragos amargos que se quedan ahí, formando nudos en tu garganta. Pero, si el hombre que juró amarte se convierte en monstruo, vuelve a casa. 

No tengas miedo, no permitas que la costumbre sea la causante de un calvario. El amor, no es padecer, no es sentirte agobiada todo el tiempo. Tampoco es que te critiquen ni te humillen en cada oportunidad. Debes saber que vales mucho, mucho más que un enorme castillo, no permitas que te encierren el alma entre cuatro paredes. 

Si se convierte en monstruo, vuelve a casa 

Hija, si el hombre que juró amarte cambia, vete. Vete a la primera, no dejes que los años te nublen, no permitas que los recuerdos sean los causantes de quedarte en un lugar en donde no eres feliz. Lo sé mi amor, sé que no es fácil ver cómo la misma persona que un día prometió cuidarte, ahora es quien más te lastima. 

Hija, debes saber que los cuentos de hadas se pueden convertir en la peor de las pesadillas. Hay monstruos que tienen el don de la cautela, que se esconden detrás del príncipe que siempre soñaste, incluso pueden engañar a los que te queremos. Pero, por favor, escucha a tu corazón, no miente, confía en tu intuición, tampoco lo hace. 

Leer también: Hija tienes que ser valiente y segura, no siempre estaré para protegerte

Hija, vuelve a casa si ese hombre se convierte en monstruo. No tengas miedo, porque aquí las puertas siempre estarán abiertas. A mí no me importa el qué dirán, me da igual lo que diga la gente. Me importas tú y quiero verte feliz, con un anillo, un vestido blanco, caminando hacia el altar o separada, sea como sea, pero no permitas que nadie apague tu sonrisa. 

Eso no es amor...

Hija, si el hombre que juró amarte se convierte en monstruo, vuelve a casa- Foto Pexels 

Hija, sé que a veces los celos pueden disfrazarse, pero no son amor. No caigas en en ese círculo vicioso, en el que te amenaza y luego te dice que te ama. El amor no aterra, el amor no hace que sientas el corazón acelerado porque le tienes miedo. El amor no angustia, no duele, si es así, ahí no es. 

Leer también: Por qué mi pareja tiene una amante 

Te quiero viva, pero vida de verdad, no con la sonrisa apagada, no con las marcas maquilladas, no con un montón de fotos en redes sociales falsas. Te quiero viva de verdad, con carcajadas, con las que cosas que llenan el alma, cumpliendo tus sueños, no dejes que te corten las alas. 

Porque llega un momento en el que te arrancan la última, en el que ya no tienes energía para levantar el vuelo. Llega un momento en el que te acostumbras a vivir con un monstruo, a llorar por las noches y fingir por las mañanas. Llega un momento en el que te olvidas de ti y sólo estás esperando que él te termine de hacer pedazos. 

Vuelve a casa hija, que yo te ayudo a suturar tus alas, créeme hay príncipe de verdad que quiere verte volar. 

Y bien, ¿has pasado por algo similar?

0%
No 0%

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Crianza