Crianza

Para ti, mamá que te escondes en el baño a llorar cuando sientes que la presión te supera

La maternidad es una hermosa etapa, pero en muchas ocasiones también duele, es frustrante y te hace sentir menos de lo que eres. No estás sola con esa carga.

Por Kimberly Aguilera

- 25 de Octubre de 2021 - 10:58 hs

Para ti, mamá que te escondes en el baño a llorar cuando sientes que la presión te supera (Pixabay)

Así es, mujer, no eres la primera ni la última persona que vivirá ese sentimiento terrible en la maternidad de qué está fallando al ser que más ama en la vida. Para ti, mamá que te escondes en el baño a llorar cuando sientes que la presión te supera; necesitas saber que llegarán días mejores. Ese sentimiento no te abandona, sin embargo aprendes a superar lo y a hacerle frente. 

Aunque ser madre es maravilloso y el sueño de muchas mujeres, no es para nada un trabajo fácil tener a un ser humano a tu cuidado. Habrá días en que te sentirás un fracaso, en donde la presión por tener todo perfecto te hará explotar o donde simplemente no te sientes capaz de seguir adelante. Eso es completamente normal y nos llega a pasar en un punto a todas, lo importante es que sepas que no estás sola

Tú que te sientes exhausta

Tú, mamá que lo das todo y aun así sientes que no es suficiente porque tus hijos se merecen lo mejor, no sientas culpa por encerrarte en el baño a llorar por la presión. Debes saber que aunque no lo creas, estás haciendo más que suficiente para que tus hijos sean sanos, fuertes y muy felices. Los días en los que te sientas exhausta por la maternidad pueden parecer eternos, pero lo cierto es que no lo son y tampoco ese sentimiento. 

Llorar por la presión de la maternidad no es un signo de debilidad ni de arrepentimiento como muchas personas nos hacen pensar. Ciertamente amamos a nuestros hijos y nos sentimos bendecidas por sus vidas, pero eso no quita que la frustración, la tristeza y el estrés de pronto te invadan a sentir que hay muchas cosas que no puedes controlar. 

Lee también: Obstáculos que se cruzan por el camino de toda madre soltera

Las madres no lloramos por pena ni por arrepentimiento, lo hacemos porque somos seres humanos que necesitan desahogar sus emociones cuando sienten que es demasiado. El sentimiento que de pronto te invade no es eterno ni te hace ser una mala madre, esposa o mujer. Muchas de nosotras pasamos por eso, lo importante es que sepas que no eres la única persona que lo vive y que pronto estarás mejor. 

Recuerda todos los días que…

Para ti, mamá que te escondes en el baño a llorar (Pixabay)

Recuerda que hacer tu mayor esfuerzo, aunque en ocasiones no puede parecer suficiente, lo es. Porque ser madre no te transforma en materia resistente a las emociones ni al cambio. Si hoy necesitas recordar cuán fuerte, valiente y maravillosa persona eres, no dudes en volver a leer estas palabras. Lo eres. Eres una madre fuerte, valiente y sobre todo maravillosa.

Lee también: Formas en las que una madre debe ser “mala” por el bienestar de sus hijos

Vales mucho, eres fuerte y lo estás haciendo bien. La tristeza y depresión por la maternidad es algo que se supera con el tiempo, tus hijos no serán pequeños todo el tiempo ni te sentiras del mismo modo por siempre. No estás destinada al fracaso ni nada parecido, haces tu mayor esfuerzo para que todo salga bien y con eso basta. Con el paso del tiempo notarás que los días de llorar desaparecen. 

La frustración puede invadirte por un par de minutos al día pero no pasa nada, si llorar y seguir adelante es lo que te funciona, no te detengas por nada. El desahogo emocional es más que necesario para estar bien, y debes estarlo por el ser que has traído a este mundo y que se merece todo lo bueno de ti. No tengas miedo, llora todo lo que tengas que llorar porque eso te hace ser más fuerte y libre. 

 

Y tú, ¿Ta has llegado a sentir así?

0%
No 0%
Síguenos en

Kimberly Aguilera

Soy una fiel creyente de que no hay nada más poderoso que las palabras. Todo gira alrededor de ellas y cómo se usan. Es por eso que decidí convertirme en comunicóloga y, la maravillosa Universidad Autónoma de Baja California me dio la oportunidad. Amo entender cómo funciona la comunicación y cómo es que somos capaces de construir y destruir sociedades con tan solo palabras. Escribir se volvió parte de mi vida desde que tengo memoria, pues mis más grandes secretos, sueños e ilusiones comenzaron estando en papel; espero tener la oportunidad de seguirlos escribiendo por mucho más tiempo. Estoy orgullosa de mi trabajo y de quién soy, de los que me acompañan en el camino y de tener la oportunidad de estar viva y hacer lo que más amo.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Crianza