Crianza

Tu hijo varón también necesita una crianza y cuidado sensible

Las lágrimas no fueron creadas solo para un género. Hay que criar a los hijos haciéndoles saber que tienen derecho a expresar sus sentimientos sin ser privados.

Por Esmeralda Villagómez

- 04 de Diciembre de 2020 - 19:21 hs

Tu hijo varón también necesita una crianza y cuidado sensible (Unsplash)

Desde pequeños hemos sido testigos de la típica frase hacia los niños: “los hombres no lloran” seguido de un “¿usted no es hombrecito?” que hace que los niños priven sus emociones y prefieran no abrirse al mundo. Ten en mente que al igual que las niñas, tu hijo varón también necesita una crianza y cuidado sensible.

Hoy en día se siguen percibiendo en las generaciones masculinas más jóvenes, ciertas carencias a la hora gestionar y mostrar los sentimientos que sucumben en su interior. Cuando algo preocupa, la mente masculina educada en la contención callará aquello que le carcome por no mostrar eso que algunos definen como “debilidad”. 

Seguimos viendo a muchas familias que siguen diciéndoles a sus niños varones “no llores”, “sé fuerte”, o “no hagas eso porque pareces una niña”. Pero no olvidemos que cuando a un pequeño lo orientamos a que calle, disimule y ahogue sus emociones, lo que generamos es frustración e incluso rabia.

Las emociones son para todos

Cuando se educa a un hijo varón con respeto e intuición, notaremos que son increíblemente afectivos, cercanos y cariñosos desde el inicio. Mostrar amor no es territorio exclusivo de un género. Las lágrimas no son propiedad femenina, son la expresión natural y necesaria de una emoción, algo que no podemos vetar. 

Un cerebro diferente con más necesidades emocionales

Un estudio publicado en el Infant Ment Health Journal, menciona que los niños varones pueden experimentar más estrés que las niñas si no se les atiende de forma adecuada. Si una mamá no ofrece a su hijo un apego seguro y significativo, a largo plazo este niño podría manifestar más desórdenes emocionales que una niña en las mismas circunstancias.

Del mismo modo, la carencia en el vínculo afecta su desarrollo cerebral, sus emociones, su autocontrol y a la calidad de sus relaciones con los demás. En algunos casos, los niños tienden a demostrar su frustración de forma agresiva. Enseñarles lo antes posible a gestionar estas situaciones, es clave en su crianza.

Es afectuoso por naturaleza

Tu hijo varón nace con un amor infinito, pero también con infinitas necesidades. Es cariñoso por naturaleza y necesita tus caricias, tus abrazos y tu cercanía. Ahora, si esas necesidades por lo general, son más sensibles e intensas que en las niñas, jamás, por ningún motivo debemos decirles aquello de “los niños no lloran”.

Si de pronto hacemos esto, lo que conseguimos es levantar un muro a sus necesidades emocionales. ¿De qué sirve traer al mundo a alguien para privarlo de sus sentimientos? Debemos utilizar la oportunidad para ser asertivos, empáticos y enseñar una correcta educación emocional.

Y tú, ¿tienes un hijo cariñoso?

Si 0%
No 0%
Síguenos en

En esta nota

Esmeralda Villagómez

Soy una persona a la que le gusta poner su capacidad de asombro en práctica pues siempre hay algo nuevo qué conocer. Me agrada pensar que con lo que escribo, transmito al lector un poco de mi asombro por la vida. El destino que forjé me llevó a ser Licenciada en Ciencias de la Comunicación y en el trayecto he ido convirtiendo a las palabras en mis amigas así como a la escritura en mi más fiel confidente. Nacida en el arte, amante de la cultura mexicana, de los idiomas, de lo bello, de los animales, apasionada por conocer más del mundo y con ansias de descubrir qué sucederá el día de mañana.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Crianza

Síguenos