Ejercicio

Qué ocurre con nuestro cuerpo cuando empezamos a correr

Comenzar a hacer ejercicio conlleva grandes cambios en nuestro físico y en nuestra mente. No serán cambios bruscos, pero con el tiempo serán visibles.

Por Esmeralda Villagómez

-

Qué ocurre con nuestro cuerpo cuando empezamos a correr (Pexels)

Si tienes planeado comenzar a practicar running o bien a correr, debes saber que además de ser una buena forma de hacer ejercicios, es también una excelente opción para mejorar la condición física y estética del cuerpo. Por eso hoy te respondemos ¿qué ocurre con nuestro cuerpo cuando empezamos a correr?

Como muchas cosas en la vida, lo difícil no es comenzar, sino seguir haciéndolo, y es lo mismo cuando realizamos ejercicios… o un poco más complicado. Puede que empecemos con toda la motivación, pero al momento de empezar, el cerebro nos juega chueco para que lo dejemos en unos días o al momento.

Pero como toda actividad física, el truco está en la motivación y dedicación. Solo así podrás notar las verdaderas diferencias que ofrece correr con regularidad. Recuerda no sobre esforzarse y acompañar los ejercicios con un buen calentamiento y una alimentación balanceada, ahora sí, te compartimos los cambios de nuestro cuerpo.

5. Primer semana

Mentalmente miras tus objetivos muy lejanos, tu cerebro quiere que lo dejes por lo que necesitarás harta motivación y fuerza de voluntad para seguir adelante. Físicamente sentirás que el corazón se te sale y te falta aire, además de tener molestias musculares. No tendras cambios estéticos ni en la báscula… por ahora.

Leer también: Qué es el jogging y qué beneficios trae practicarlo

4. Después del primer mes

Para tu mente, lo peor ya ha pasado. Físicamente aun te faltará condición física pero de seguro respiras mejor, asi mismo tu pulso no se disparará. Estéticamente notarás una reducción de volumen al realizar ejercicios. Puede que tu peso no esté variando pero es porque probablemente estés desarrollando músculos.

3. Después de tres meses

Qué ocurre con nuestro cuerpo cuando empezamos a correr - Foto Pexels

Para este momento ya estarás cuidando tu alimentación. Tendrás una mejor a nivel pulmonar y cardiaca, además tu hígado comienza a reciclar mejor el ácido láctico por lo que incrementará tu eficiencia en la quema de grasas. Buscas aumentar el ritmo de la carrera lo que te llevará a tener dolores en músculos, huesos y tendones.

Leer también: Ejercicios cardiovasculares para comenzar con energía tu rutina

2. Después de seis meses

Para ese entonces estarás inmerso en el running, e incluso te sentirás incómodo si no puedes salir a correr. No serán tan evidentes tus mejoras cardiorrespiratorias. Las molestias articulares desaparecerán pues ya te habrás adaptado. Estéticamente tendrás piernas tonificadas, un abdomen reducido y el bajar de peso será evidente.

1. Después de un año

Después de este tiempo estarás lleno de confianza incluso para salir a correr acompañado. Tendrás un corazón saludable y tus pulsaciones en reposo habían bajado considerablemente, así como la condición y eficacia de tus músculos. Aunque llegues a comer mucho un día, tu peso se mantendrá estable.

Y bien, ¿considerarías empezar a correr?

Si 0%
No 0%

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Ejercicio