Mente

Darle demasiadas vueltas a un solo pensamiento, puede ser señal ansiedad

¿Has sentido que te estancas en un solo pensamiento sin parar? Este hábito puede quitarte la paz y dañar tu salud mental, como generar ansiedad.

Por Paulina Castro

-

Qué caracteriza a una persona que piensa demasiado las cosas (Pexels)

La vida adulta está repleta de decisiones, algunas más complicadas que otras, pero de igual manera es necesario tomarlas. Pero, ¿qué es lo que define si dificultad? Hay diversos aspectos a tomar en cuenta, todos alrededor de tu salud mental. Y es que, darle demasiadas vueltas a un solo pensamiento, puede ser señal de ansiedad.

Esto sin duda puede hacer que inclinarte por un desayuno sobre otro, sea una batalla interna tremenda, para terminar comiendo cualquier cosa por falta de tiempo. Este solo es un ejemplo de cómo puede afectarte en tu vida diaria, el pensar demasiado las cosas, aunque puede ponerse más difícil que eso.

Los expertos de Psychology Today, explican que pensar las cosas demasiado, es abrirle la puerta a los pensamientos intrusivos, y no solo eso, sino darles el protagonismo necesario para abrumarte, hacerte sentir ansiosa e incluso llevarte a la depresión. No significa que no debas analizar las situaciones, pero si dedicarle el tiempo que merece, sin darle demasiadas vueltas.

Cómo puedes saber si piensas demasiado

5. Sueles pensar lo negativo por delante

Este es un tipo de comportamiento ansioso, al imaginar el futuro sueles enfocarte en lo negativo de forma protagónica. Incluso cuando exista un 99% de probabilidad de que el resultado sea positivo, sueles enfocarte en ese 1% restante. Lo que da paso a más pensamientos negativos, al sentimiento de culpa y frustración.

Lee también: Cuál es la mejor manera de apoyar alguien con ansiedad social

4. Resuelves problemas en la mente, pero no fuera de ella

La ansiedad te puede hacer sentir muy insegura, así que, aunque pensando demasiado sobre un problema, logres idear una muy buena estrategia para darle solución, es posible que no lo pongas en práctica. Para ti, siempre existirá un cabo suelto, aunque este sea completamente irracional.

3. Analizas demasiado un solo problema

Qué caracteriza a una persona que piensa demasiado las cosas (Foto Pexels)

Ahora, enfoquémonos en ese análisis exhaustivo del problema, ya que te puede sentir sumamente angustiada y abrumada. Para lograr encontrar las soluciones, debe existir un balance racional con respecto a las dudas que surgen y la estrategia para atenderlas. Cuando la balanza se inclina demasiado hacia las dudas, un problema pequeño, toma dimensiones innecesariamente grandes.

Lee también: Cómo disminuir el estrés y la ansiedad causados por la pandemia

2. No saber qué va a pasar, te desespera

La incertidumbre es parte de la vida, no se puede hacer absolutamente nada para eliminarla, y esto puede conflictuar a alguien que piensa demasiado. Volviendo al primer punto, cuando se enfrenta a situaciones repentinas, suele asociarlo con un final negativo, antes de pensar en que la sorpresa puede ser buena.

1. Confundes lo que es posible que pase, con lo que realmente pasa

Una persona que piensa demasiado, se termina los escenarios racionales y empieza a indagar en los fantásticos o poco probables. Estos pueden llegar a causar emociones negativas, como preocupaciones innecesarias y angustia, sobre cosas que no están pasando y es posible que nunca sucedan.

Si crees que eres una persona que piensa demasiado, y que posiblemente tenga ansiedad, lo ideal es recurrir a un profesional de la salud mental. Recuerda que tu tranquilidad, es el camino que te lleva a vivir momentos de felicidad.

Y tú, ¿sueles darle muchas vueltas al mismo pensamiento?

Si 0%
No 0%

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Mente