Mente

El exceso de meditación en tu vida mindfulness puede aumentar la ansiedad

El mindfulness no es para todos, por ello, hay casos en los que practicar esta forma de meditación aumenta la ansiedad en vez de mejorar tu estado mental.

Por Leonora Lagarda

-
Exceso de meditación mindfulness aumenta la ansiedad

Exceso de meditación mindfulness aumenta la ansiedad (Pixabay)

Todas las personas solemos tener un tipo de actitud por lo que nuestro comportamiento es distinto al realizar actividades que pueden ser aparentemente beneficiosas para nuestra salud. Descubre cómo el exceso de meditación en tu vida mindfulness puede aumentar la ansiedad. 

Hay personas que optan por comenzar su vida mindfulness porque buscan controlar la ansiedad y beneficiar a su cuerpo en mente y alma, sin embargo, la necesidad de sentirnos bien todo el tiempo puede generar que hagamos demasiada meditación la cual haga que al final nos sintamos peor de lo que estábamos. 

Demasiado de algo no es bueno

Algunas personas que hacen demasiado mindfulness pueden causar que su corazón se acelere y sus pensamientos en vez de ser positivos se vuelven desagradables ya que al indagar demasiado sobre tu mente de manera consciente puedes caer en sentimientos de fracaso y desesperanza. 

De acuerdo a investigaciones enfocadas a este problema se encontró que al menos 25 % de los meditadores habituales han experimentado los síntomas adversos del objetivo del mindfulness con ataques de pánico fuertes, depresión y una sensación de disociación que incomoda a quien lo padece. 

Leer también: Cinco beneficios del mindfulness para los niños en la crianza

Cuando practicamos mindfulness es importante recordar que existen varias técnicas para comenzar a pensar con atención y lograr el bienestar de tu cuerpo. Entre estas técnicas las más comunes son la respiración consciente y el escaneo corporal en donde enfocas tu atención en partes de tu cuerpo por niveles.

Una práctica beneficiosa moderada

Exceso de meditación mindfulness aumenta la ansiedad. Foto pixabay. 

El mindfulness tiene el objetivo de conectarse con el presente y las emociones corporales como la percepción de nosotros mismos. Esta actividad nos pone en contacto directo con nuestros sentimientos y fomenta la capacidad de observar con conciencia para notar que es lo que te piensas sin juzgar ni reaccionar. 

Leer también: Mindfulness para principiantes: Todo lo que necesitas saber para emplear esta práctica

Este método ayuda a la regulación emocional para que no sea tan fácil molestarse con frecuencia por cosas sin importancia e ideal para cambiar para bien teniendo un equilibrio y moderación de las actividades mindfulness durante tu vida diaria. No todos somos iguales por ello, algunos lo llevan más difícil. 

Al estar en contacto tan directo con tus emociones puede causar que tu sensibilidad aumente haciendo que tengas ataques de pánico. Al excederte puedes mitigar las emociones negativas y positivas causando daños para poder sentir felicidad o alegría. Esta también puede causar problemas para dormir ya que aumenta la concentración y estado de alerta del cuerpo.

Busca mezclar el estilo de vida mindfulness con otro tipo de ejercicios que te ayuden a mejorar tu salud física y mental de manera positiva para que no te excedas en ninguno de los ámbitos y puedas llevar una vida saludable. Solo así lograrás calmar la ansiedad y evitar la disociación. Cada persona puede sentir cuando es la dosis suficiente de mindfulness.

Y tú ¿Meditas con cuidado?

0%
No 0%

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Mente