Mente

Entre piojos y parásitos encontró a su alma gemela en una gallina

La maravillosa historia de una mujer y su gallina pelirroja que te robara el corazón, y querrás abrazar muy fuerte a tu mascota.

Por Paulina Castro

- 29/10/2020 10:10

Entre piojos y parásitos encontró a su alma gemela en una gallina - null (Foto especial Instagram @angel.muiri)

Pocas son las personas tan afortunadas de encontrar a ese ser que te entiende y con la que, de alguna forma, tienes una conexión más allá de todo lo terrenal. Ese fue el caso de Angel Muiri quien, entre piojos y parásitos, encontró a su alma gemela en una gallina.

A simple vista, Chookie era solamente una gallina pelirroja que estaba a punto de ser dormida ya que nadie se quería hacer cargo de su estado de salud. No fue sino hasta que llegó su ángel guardián que conoció un aspecto de la vida que nunca creyó que siquiera existiera.

Así fue como Muiri dejó todo y condujo junto a su madre un total de 80 minutos en pos de su alma gemela. Ese amor que muchas solo vemos en películas, ese amor que te hace actuar por impulso porque de alguna forma sabes que nada más importa, es un amor puro completamente.

Conociendo a Chookie

Ambas eran inseparables, Angel la llevaba a todos lados. Visitaron la playa, centros comerciales, incluso se tomó una foto con Santa Claus, visitaban a su abuela en una casa para ancianos, y un sinfín de lugares más. Para esto ella compró una mochilita para cargar gatos y un arnés con correa.

Todo iba viendo en popa y la gente no paraba de hablar de la mujer y su gallina, incluso la acompañaba a terapia como su soporte emocional, o por lo menos así lo describe Muiri. Hasta que un día Chookie se enfermó de algo llamado peritonitis de yema de huevo, una condición en la que se acumula yema que no fue expulsada y afecta su salud.

Las cosas empiezan verse mal

Cuando la llevan al veterinario, le hacen el tratamiento debido y empiezan a ver mejorías. A las pocas semanas ya se le podía ver a Chookie como si nada hubiera pasado, sin embargo, aún requería de cuidado constante por parte de Muiri.

Fue hasta unos meses después, a mediados del año en curso, que se enfermó de nuevo, pero esta vez algo se veía muy mal. Despues de hacerle algunos estudios y de ver a dos veterinarios, se llegó a la conclusión de que Chookie tenía cáncer terminal. Se le administraron medicamentos para aminorar su sufrimiento pero inevitablemente Chookie falleció en los brazos de su alma gemela el 26 de junio de 2020.

Fue un golpe muy fuerte para Angel Muiri y para cualquier persona que tuviera una relación cercana con ellas. Pero esto es solo una muestra de que puedes amar a un nivel desinteresado y puro, aunque al ser que ames no sea humana. Como mensaje final solo queda decir que ames y cuides mucho a tus mascotas, son seres llenos de luz y que te harán la vida más fácil de llevar y mucho mas divertida.

¿Has sentido esa conexión con algún otro ser vivo?

Si 0%
No 0%

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Mente