Mente

Hechos que nadie te cuenta pero que son muy normales durante la terapia

Hay veces en las que la inexperiencia nos hace creer que estamos haciendo algo mal, pero no necesariamente eso así. La terapia puede tener efectos distintos en las personas.

Por Kimberly Aguilera

-
Hechos que nadie te cuenta pero que son muy normales durante la terapia

Hechos que nadie te cuenta pero que son muy normales durante la terapia (Pixabay)

Hay hechos que definitivamente pasan durante la terapia de los que nadie te habla y que pueden llegar a ser una entera sorpresa durante tu proceso de recuperación. Aventurarte en la rehabilitación de tu salud mental no siempre es cosa fácil, sobre todo cuando no cuentas con experiencias previas. Es por eso que nosotros te contamos algunos hechos que nadie te cuenta pero que son muy normales durante la terapia. 

Aunque es verdad que las cosas que suceden en terapia (así como las que suceden en Las Vegas) se quedan solo en terapia, hay cosas que a todos nos pasan y que deberían considerarse como una experiencia compartida. Hablar con otras personas sobre estas cosas que pasan durante la terapia es importante para que nuevas personas entiendan que lo que les pasa es completa y absolutamente normal. No están solos. 

Sí, puede pasar… 

Sí, puede pasar que durante la terapia te sientes más perdido que cuando entraste recién. También puede pasar que experimentes emociones nuevas que jamás habías confesado tener y veas todo con ojos nuevos. Sí, la confrontación también es algo que pasa, así como la rabia, el enojo y tristeza por todo lo que te pasa. Sí, todo esto puede pasar, pero quiero que sepas que cada una de estas cosas es completamente normal. 

5. Es posible que llores mucho 

Aunque nos sintamos mentalmente fuertes como para superar una terapia con éxito, la verdad es que llegará un punto en donde llores a mares. Esto no necesariamente sucede por tristeza, llorar es una forma en la que tu cuerpo se desahoga de lo que siente, así que es muy normal. No contengas una sola de tus lágrimas, permite que todas salgan en el momento en que así lo necesiten, no importa que eso sea por mucho tiempo. 

Lee también: Actitudes que aprendes a dejar en el pasado cuando vas a terapia y recuperas tu paz mental

4. Hay días donde te sientes estancado 

Durante las sesiones de terapia habrá momentos en donde sientas que progresaste mucho y semanas donde sientes que no sales el mismo lugar en donde te encuentras desde hace tiempo, pero cada situación es normal. Parte del proceso de recuperación de la salud mental es volver una y otra vez a la causa del conflicto para poderlo solucionar. Es posible que te sientas estancado, pero con el tiempo verás que solo es parte del proceso. 

3. El progreso puede ser lento

Hechos que nadie te cuenta pero que son normales en terapia (Pixabay)

Algo que definitivamente es un hecho durante la terapia, es que no todas las personas tienen el mismo proceso de recuperación emocional. Hay quienes pueden pasar un par de meses en terapia solamente para resolver su problema y quienes necesitan años de sesión para poder estar mejor. El caso es que el tiempo es distinto para cada quien, así que no te presiones en tu proceso y te precipites a sanar. 

Lee también: Tipos de respiración que aprendemos en terapia para controlar los ataques de pánico

2. A veces no sabrás qué decir

Por culpa de la percepción hollywoodense de las sesiones de terapia muchas personas piensan que hablar durante toda la terapia es el proceso “normal” a seguir, pero no es verdad. Si bien es cierto que el diálogo es clave para el progreso, el no hablar también puede ayudarte a sentir mejor. No te agobies si no sabes qué decir durante tu sesión de terapia, no hablar también está permitido. 

1. Es normal no saber lo que sientes 

Muchas personas piensan que la razón por la que una persona acude a terapia es que quiere controlar las emociones que no sabe como explicar, pero ¡sorpresa! Muchas veces ni siquiera sabrás cómo te sientes. Estar confundido con tus emociones es completamente normal durante el proceso de recuperación. El limbo emocional es parte del proceso de recuperación, no te asustes. 

 

Y a ti, ¿Te ha pasado alguna de estas cosas en terapia?

0%
No 0%
Síguenos en

Kimberly Aguilera

Soy una fiel creyente de que no hay nada más poderoso que las palabras. Todo gira alrededor de ellas y cómo se usan. Es por eso que decidí convertirme en comunicóloga y, la maravillosa Universidad Autónoma de Baja California me dio la oportunidad. Amo entender cómo funciona la comunicación y cómo es que somos capaces de construir y destruir sociedades con tan solo palabras. Escribir se volvió parte de mi vida desde que tengo memoria, pues mis más grandes secretos, sueños e ilusiones comenzaron estando en papel; espero tener la oportunidad de seguirlos escribiendo por mucho más tiempo. Estoy orgullosa de mi trabajo y de quién soy, de los que me acompañan en el camino y de tener la oportunidad de estar viva y hacer lo que más amo.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Mente