Mente

Tú no eres lo que te pasó, eres lo que eliges ser a partir de ese desgarrador momento

Las tragedias son algo que nadie puede evitar o predecir, pero sí son algo tenemos que aprender a afrontar. No te permitas ser tus desgracias, sé mejor que lo que te ha pasado.

Por Kimberly Aguilera

- 15 de Septiembre de 2021 - 11:39 hs

Tú no eres lo que te pasó, eres lo que eliges ser a partir de ese desgarrador momento (Pixabay)

Hay cosas en la vida que desgraciadamente no podemos evitar de que nos sucedan, desgracias que marcan nuestra mente profundamente y con las que tendremos que aprender a vivir el resto de nuestra vida. Pero para poder salir adelante tienes que tener algo bien claro: tú no eres lo que te pasó, eres lo que eliges ser a partir de ese desgarrador momento. 

La desgracia puede haber mercado tu vida pero no tiene por qué formar parte de ella. Comienza a tomar nuevas decisiones y elige que el pasado se quede donde está. Verás que con el paso del tiempo te das cuenta de que fue la mejor decisión que pudiste haber tomado por tu bienestar. Lo que te dañó te hizo ser más fuerte, no menos persona de lo que ya eres. 

Resiliencia, solo se trata de eso

Vivir una tragedia no te convierte en parte de ella, te convierte en un sobreviviente. Te convierte en alguien que sabe por experiencia propia lo que es tener el miedo más grande de su vida y no poder hacer nada al respecto, alguien que vivió en carne propia el dolor de perder una parte de sí mismo. Te convierte en una persona que sabe del dolor que otros seres humanos son capaces de afligir. 

Pero no te convierte en una víctima, ni tampoco te resta valor como persona. Vivir una tragedia no te hace formar parte de ella, no te vuelve un estereotipo de caridad ni tampoco te vuelve una persona sin poder. No te tira como muchos piensan, sí duele, pero también te hace ser más fuerte y humano. Haber vivido el dolor que pocos experimentan no te hace menos persona. 

Lee también: “Nunca voy a sentirme inferior por ser mujer” Anne Hathaway defiende el valor femenino

Haber vivido una situación dolorosa no te convierte en un sinónimo de ella. Te ayuda a ser más resiliente y consciente de que la paz mental es lo más importante. El capítulo más duro de tu vida ya ha pasado, y solamente tú tienes el poder de elegir lo que serás a partir de ese momento, porque nadie puede elegir por ti. Solo tú puedes escribir tu propia historia. 

Soy en quien elijo convertirme

No eres lo que te pasó, eres lo que eliges ser a partir de eso (Pixabay)

Tú no tienes por qué ser lo que te pasó, puedes ser lo que tú decidas ser a partir de ese momento. Tú no eres el reflejo de todas las personas que te lastimaron, ni tampoco estás incompleto por haberlo vivido. No eres tus errores del pasado, ni las situaciones que te llevaron a vivir esa tragedia. Tú no tienes la culpa de lo que te pasó y tampoco lo puedes cambiar, pero sí tienes el poder de decidir de tu futuro. 

Lee también: No busques ser feliz mediante una persona, tu felicidad depende de ti

Tu vida después de haber vivido una desgracia puede ser complicada, pero tú decides cuanto tiempo dejar que te afecte. Trabaja en tu capacidad de resiliencia y pon un alto cuando te sientas lista para hacerlo. Recuerda siempre que tu destino no está tallado en piedra, es un borrador que puede ser cambiado en cualquier momento. Debes tomar la decisión y ser lo que tú elijas.  

Lamentar lo que pasó puede ser un desahogo emocional momentáneo, pero no tiene por qué ser de esa forma el resto de tu vida. Que nadie te diga cómo es que te tienes que sentir o cómo tienes que vivir. Tú decides ser lo que quieras ser. Tienes la fuerza y la fortaleza para cambiar tu destino, solo tienes que encontrar el impulso necesario para decir ‘no más’. 

 

Y tú, ¿Has vivido algo que marcó tu vida para siempre?

0%
No 0%
Síguenos en

Kimberly Aguilera

Soy una fiel creyente de que no hay nada más poderoso que las palabras. Todo gira alrededor de ellas y cómo se usan. Es por eso que decidí convertirme en comunicóloga y, la maravillosa Universidad Autónoma de Baja California me dio la oportunidad. Amo entender cómo funciona la comunicación y cómo es que somos capaces de construir y destruir sociedades con tan solo palabras. Escribir se volvió parte de mi vida desde que tengo memoria, pues mis más grandes secretos, sueños e ilusiones comenzaron estando en papel; espero tener la oportunidad de seguirlos escribiendo por mucho más tiempo. Estoy orgullosa de mi trabajo y de quién soy, de los que me acompañan en el camino y de tener la oportunidad de estar viva y hacer lo que más amo.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Mente