Mente

Las mujeres que tienen plantas son más felices y no opinan sobre la vida de los demás 

Las mujeres que tienen plantas no tienen tiempo de meterse en la vida de los demás, porque están viviendo la suya al máximo y con las mejores vibras. 

Por Karen Villaseñor

-

Las mujeres que tienen plantas son más felices y no opinan sobre la vida de los demás  (Foto Pexels)

El vínculo entre el ser humano y la naturaleza ha sido pieza clave para su evolución, es un acercamiento a nuestras raíces y escapar un poco de la vida acelerada, la urbanidad y el estrés. De ahí, que gracias a una investigación hoy te confirmamos que las mujeres que tienen plantas son más felices y no opinan sobre la vida de los demás. 

El cuidado de las plantas requiere paciencia, atención y mucho amor, es dedicar tu tiempo para verlas crecer y, por lo mismo, algunas desisten. Existe algo llamado balneoterapia, que no es más que un conjunto de terapias y tratamientos que tienen como objetivo preservar la salud, sobre todo, mental; en ella entra la popular terapia en la que tienes que abrazar un árbol para sentirte mejor. 

Las mujeres que tienen plantas son más felices 

Esto tiene sentido porque de alguna manera todos estamos conectados con la naturaleza, ¿Por qué cuando queremos escapar de la rutina nos vamos a la playa, un bosque, un pueblo? Es nuestro deseo por tener un bienestar, paz mental en la que sólo dejemos que todo siga su orden natural. 

 

Según una investigación coreana, las personas que tienen plantas en su hogar o el trabajo, tienen más probabilidades de tener emociones positivas, pues el cerebro las relaciona con algo bueno. Es una manera de estimular nuestras habilidades de forma equilibrada, inclusive para personas que padecen ansiedad o algo similar. 

Las mujeres que tienen plantas son más felices y no opinan sobre la vida de los demás. Foto Pexels 

Así mismo, dicho estudio hace hincapié en que las plantas aumentan nuestro interés en todos los sentidos, mejoran la concentración y reducen la fatiga y el estrés de la vida diaria. Pues, cuidar una planta hasta verla crecer o florecer, nos hace sentir orgullo, es una tarea que nos permite pausar y dejar de lado las preocupaciones. 

Las mujeres que tienen plantas son más felices y no opinan sobre la vida de los demás. Foto Pexels 

Las plantas son sinónimo de una mente despejada, tienes metas y te retroalimentas de su gran aporte. Por ello, prefieres dedicar tu tiempo en verlas crecer, buscarles otras plantas de compañía y pierdes el interés en opinar sobre los demás. Es nuestra energía y cuidado lo que las mantiene con vida, por ende, intentamos hacerlo lo mejor posible.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Mente