Relaciones

Hija tienes que ser valiente y segura, no siempre estaré para protegerte 

Hija tienes que ser fuerte, un ser valiente porque la vida no avisa y no siempre estaré para protegerte. 

Por Karen Villaseñor

- 30/09/2020 01:41

Hija tienes que ser valiente y segura, no siempre estaré para protegerte  - null (Foto Pexels)

Mi niña, qué no daría yo por meterte en una cajita, por protegerte toda la vida, sí, ahí voy a estar, no temas. No tengas miedo a que un mal amor se atraviese en tu camino y te rompa el alma, estaré para limpiar tus lágrimas y abrazarte hasta dormir. No tengas miedo de que todo salga mal y la vida se te haga pedazos, hija, tienes que ser valiente y segura, no siempre estaré para protegerte. 

Lo necesitas, necesitas sobrevivir allá afuera, porque hay un montón de gente cruel, de malas intenciones y también de malas rachas, así es esto. No te voy a decir que la vida es color de rosa, pero tampoco es un drama, igual y terminas sonriendo con una pena en el alma, pero créeme siempre vale la pena. 

Hija tienes que ser valiente y segura 

Hija tienes que ser valiente, tienes que prepararte para una batalla en la que no siempre serás la que gana, habrá días en los que no encuentres la salida. En los que te sientas insegura, de mal aspecto y con ganas de nada, está bien, pero no dejes que un episodio te amargue toda la vida. 

Y es que no siempre podré estar, duele, saber que en algún momento me vas a necesitar y no podré ayudarte, por eso quiero que confíes en ti, que te mires al espejo y recuerdes lo bonita que eres y no estoy hablando de esos grandes ojos que se clavan en el corazón, ni de tu cabello despreocupado. 

Hija, quiero que veas lo bonita que eres por dentro, quiero que te sientas segura, que sepas que el cuerpo es tu templo y te sirve para disfrutar la vida, pero no tienes que cumplir que ninguna talla de modelo, porque lo importante es lo que hay en ti; mírate, eres bondadosa, inteligente, decidida, aventurera, tierna y con un carácter que ya quisiera yo. 

Hija tienes que ser valiente y segura, no siempre estaré para protegerte- Foto Pixabay 

No dejes que nadie te quite tu fuerza, es tu mejor arma, la forma en que vas a enfrentar los malos días, las malas personas, los malos trabajos, todo. No les creas cuando te digan que no eres capaz, lo eres y tienes todo para cumplir con tus sueños, no dejes que alguien te use sólo para realizar los suyos. 

Es claro que a veces el corazón se te hará pedazos, pero luego de llorar no olvides recoger cada uno de esos pedazos, mételos de nuevo, a fuerza porque tarde o temprano se volverán a unir. Hija, la vida a veces lastima pero no es para siempre, siempre vendrán nuevos amores, nuevos trabajos, nuevas oportunidades, siempre. 

Hija, ríe a carcajadas, llora todo lo que necesites, defiende lo tuyo, pero nunca dejes de ser fuerte, lo llevas en los genes, lo llevas en el alma no dejes que ninguna otra cosa lo opaque, estás para brillar y siempre voy a estar, no importan los años siempre podrás llamarme para reconfortarte. 

Con amor, mamá…

Y bien ¿Estás de acuerdo?

0%
No 0%

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Relaciones