Relaciones

Maneras de lidiar con tu esposo cuando es un “niñito de mamá” que no quiere cortarse el cordón

Que tu suegra se meta en tu matrimonio lo puedes soportar, pero que tu esposo le dé más importancia a su madre que a ti, es algo que jamás le debes permitir.

Por Kimberly Aguilera

- 24 de Noviembre de 2021 - 16:03 hs

Maneras de lidiar con tu esposo cuando es un “niñito de mamá” que no quiere cortarse el cordón (Pexels)

Ser apegado a los padres cuando uno es adulto es algo bueno, después de todo fueron ellos los que te dieron la vida. Sin embargo darle prioridad a lo que tu madre dice en lugar de lo que tu esposa quiere, es quitarle importancia a tu pareja. Por esto es que te compartimos algunas maneras de lidiar con tu esposo cuando es un “niñito de mamá” que no quiere cortarse el cordón. 

Las sueñas nunca han tenido una buena reputación en las familias, pues a pesar de que no son todas iguales, algunas pueden llegar a ser todo una pesadilla en tu matrimonio cuando no aceptan que sus hijos ya han crecido. Las ganas de levantarte de la mesa y gritar “¡Señora, por favor corte el cordón del ombligo de su hijo!” nos sobran a muchas. 

Cómo lidiar con un hijito de mamá

Las madres siempre veremos a los hijos como alguien a quién proteger no importa la edad que tengan, sin embargo eso no quiere decir que los tratemos como unos bebés todo el tiempo. Aunque claro, no todas las madres entienden esto y siguen tratando a sus hijos como unos niños aunque ya estén casados. Así es como puedes aprender a lidiar con ellos. 

No sustituyas a su madre

Cuando los hombres crecen siendo unos niñitos de mamá, están acostumbrados a que se cumplan todos sus caprichos y que hagan todos por ellos, por esta razón tienen en mente que su esposa debe hacer todo lo que su mamá hacía por él. No cometas el error de ser el sustituto de su madre o jamás habrá salido mentalmente del nido. Debes forzarlo a entender que eres su compañera de vida, no su nueva madre. 

Lee también: Cómo tratar con las suegras tóxicas y no sufrir en el intento

No cedas a las exigencias

Durante los primeros años de matrimonio es posible que tu esposo quiera manipularte para que cumplas todas sus necesidades sin que le importen las tuyas, por esta razón es indispensable que aun dentro del matrimonio puedas establecer límites sobre lo que puedes o no hacer por él. Recuérdale que ahora tiene una esposa para compartir la vida, no una sirvienta para cubrir sus necesidades. 

No te mudes a su casa

Maneras de lidiar con tu esposo cuando es un “niñito de mamá” (Pexels)

No importa cuán en la ruina te encuentres económicamente, haz todo lo que esté en tus manos para no terminar viviendo bajo el techo de tu suegra. Volver a su casa es tanto como nunca haberla dejado, no te sentirás cómoda y al final del día terminará teniendo más peso la palabra de su madre que la de su esposa. No permitas que te convenza de mudarse a su casa, o jamás dejará de tratar a su hijo como un bebé. 

Lee también: “Exigió a mi esposo elegir entre ella o yo”, mujer es abandonada por los celos de su suegra

No la confrontes 

Sí, puede que al final la culpa de que tu esposo sea apegado (o más bien dependiente) sea de ella, pero eso no significa que por eso debas confrontarla. Recuerda que al final del día quien le da poder a la situación es tu esposo, por ello es directamente con quién con quién debes resolver los problemas. Frenar la situación desde la raíz es la estrategia más inteligente y menos dañina. 

No permitas que tome decisiones en tu matrimonio

Aunque no todas las madres son iguales, hay unas que simplemente no entienden lo que son los límites por ello se los debes dejar muy en claro. Jamás permitas que tu suegra tome decisiones que solo les corresponden a ti y a tu esposo, pues en cuanto cedas ya no habrá vuelta para atrás. Si no le han pedido su opinión, no le permitas decidir por ustedes nunca. 

 

Y tú, ¿Has vivido algo así?

0%
No 0%
Síguenos en

Kimberly Aguilera

Soy una fiel creyente de que no hay nada más poderoso que las palabras. Todo gira alrededor de ellas y cómo se usan. Es por eso que decidí convertirme en comunicóloga y, la maravillosa Universidad Autónoma de Baja California me dio la oportunidad. Amo entender cómo funciona la comunicación y cómo es que somos capaces de construir y destruir sociedades con tan solo palabras. Escribir se volvió parte de mi vida desde que tengo memoria, pues mis más grandes secretos, sueños e ilusiones comenzaron estando en papel; espero tener la oportunidad de seguirlos escribiendo por mucho más tiempo. Estoy orgullosa de mi trabajo y de quién soy, de los que me acompañan en el camino y de tener la oportunidad de estar viva y hacer lo que más amo.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Relaciones