Relaciones

Señales para reconocer que lo que sientes es obsesión y no amor

Cuando te enamoras sientes que esa persona es todo para ti, pero esta sensación se desvanece con el tiempo y muchas veces se transforma en obsesión.

Por Paulina Castro

- 20 de Octubre de 2021 - 22:06 hs

Cómo reconocer si estás obsesionada y no enamorada (Pixabay)

Me encanta explorar los terrenos del corazón porque son muy bellos, intensos pero también bastante confusos. Existen muchas líneas que no debemos cruzar antes de tiempo, y otras que si nos atrasamos pueden transformarse en algo dañino para ti. Por ello debes estar atenta a las señales para reconocer que lo que sientes es obsesión y no amor.

Al empezar a salir con una persona es posible que surja esta necesidad recíproca de querer estar juntos en todo momento. Incluso si sabes que puedes sobrevivir perfectamente bien sin ella, realmente no quieres imaginarte un futuro en el que no esté contigo. Y si lo piensas fríamente, puede sonar muy similar a una obsesión.

La cosa con el enamoramiento es que tiene caducidad, no es un fenómeno que dure para siempre. De hecho, la doctora Susan Heltler publicó en Psychology Today que esta etapa puede durar entre 18 meses y 3 años. Para que la relación perdure de manera saludable, es necesario que la pareja realice la transición al amor con las bases que se fueron forjando poco a poco. 

Tales como la confianza, respeto, seguridad, comunicación y sobre todo los sentimientos que corresponden a una relación sana. Pero hay veces que la transición toma un giro desafortunado y te mantienes en esta etapa de euforia por demasiado tiempo. Eventualmente lo que antes era un enamoramiento, se convierte en una obsesión por tu pareja o expareja.

Lee también: Por qué te obsesionas con alguien que no te quiere

Señales que delatan que es obsesión

5. No puedes dejar de pensar en esa persona

Solemos usar esa frase en un sentido romántico, donde evidentemente sí piensas en otras cosas a lo largo del día, pero eventualmente vuelves a caer en ella o él. Pero cuando pasa el enamoramiento y el pensar en esa persona ya no es un “a veces” o “la mayor parte del tiempo”, sino algo literal, definitivamente se trata de una obsesión.

4. Buscas su aprobación en todo momento

Cómo reconocer si estás obsesionada y no enamorada (Foto Pixabay)

Cuando quieres quedar bien con una persona con la que sales, es normal que de repente cedas a hacer actividades que le gustan aunque a ti no tanto. Pero hay un límite saludable en esto, y al cruzarlo ya se convierte en una angustia por no logras conseguir la reacción que esperabas. Entonces recurres a medios más intensos o extremos para “hacerle feliz”, incluso si tienes que pasar un mal rato.

Lee también: Ideas erróneas que debes dejar ir si quieres una relación saludable con tu pareja

3. Te pones de mal humor si no estás quien “amas”

Amar a alguien significa saber diferenciar la relación del individuo, es decir, eres consciente de que tienen más roles en la vida además de ser pareja. Pero la obsesión te nubla un poco la razón y sólo puedes ver ese impulso de estar a su lado en todo momento. Al no conseguirlo tu humor da un giro negativo que empieza a estorbar en tu día a día.

2. Te sientes desconectada de tu vida

Pasas tanto tiempo pensando en esa persona que casi no dejas nada para otros temas relacionados con tu vida. Tus amigos, aspiraciones, familia, carrera, pasatiempos, todo pasa a un segundo plano porque tu única prioridad es ella o él. La obsesión puede llegar al punto de que cualquier otra cosa que no se relacione a quien dices amar, te hace sentir vacía.

1. Te imaginas escenarios donde los vínculos emocionales se estrechen

Uno pensaría que cuando una persona te gusta demasiado y quieres pasar todo el tiempo a su lado, lo primero que querrías sería involucrarte en un acto físico con ella. Sin embargo, por lo general la obsesión tiene otro enfoque, uno más romántico pero no por eso menos dañino para tu salud mental. Te imaginas que van de la mano por la playa, cenas a la luz de la luna, lo que sea que sirva para estrechar el lazo emocional.

Y bien, ¿crees estar obsesionada?

0%
No 0%
Síguenos en

En esta nota

Paulina Castro

Soy comunicóloga, con conocimientos básicos de odontología, aficionada de la vida y en busca de todos los "porqué's" que pueda coleccionar a lo largo de la misma. Me gusta compartir un poco de lo que sé y de lo que voy aprendiendo para poner mi granito de arena en la mente de quien guste leer los artículos que escribo. Soy madre gatuna, adoro a los animales y el impacto que tiene su compañía en la salud mental de las personas.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Relaciones