Relaciones

Querida mujer, no eres su psicóloga, no estás para solucionar los problemas de su infancia 

Lo siento pero alguien lo tenía que decir, ir por ahí con tu papel de salvadora está acabando con tu estabilidad emocional. 

Por Karen Villaseñor

- 19/11/2020 09:24

Querida mujer, no eres su psicóloga, no estás para solucionar los problemas de su infancia - null (Foto Pexels)

El amor, vaya que es complicado, hay líneas muy delgadas que una vez que se pasan tu dignidad queda atrás. Y es que, querida mujer, no eres su psicóloga, no estás para solucionar los problemas de su infancia. Hay que dejarlo claro, porque hay parejas que se te toman como válvula de escape. 

No eres quien le va a dar terapia, ni tu comprensión, ni tu cariño son suficientes para cubrir lo poco que se quiere. Es posible que te hayas vuelto su confidente, pero te estás apropiando de una historia, de responsabilidades que no te corresponden. Ni siquiera recuerdas el momento en el que te pusiste el papel de rescatista. 

Querida mujer, no eres su psicóloga 

Las mujeres rescatistas, son las que deciden asumir las consecuencias de situaciones que no les corresponden. Ni siquiera se dan cuenta cuando ya cambiaron de papeles, dejan de ser la pareja y toman la posición maternal, para encargarse de sus parejas. En psicología se conoce como el Síndrome del salvador. 

Es decir, mujeres que piensan que pueden cambiar a su pareja, es una paradoja en la que se sienten superiores como para lograrlo, pero al mismo tiempo establecen relaciones de codependencia. Esto quiere decir que la persona quiere sentirse necesitada por el otro, para a su vez sentirse bien. 

Es tan simple como ir asumiendo lo de los demás, quiere sentirse indispensable y cuando no es así, la desesperación y la tristeza se vuelven parte de sus días. Su objetivo es salvar a su pareja, es la forma en que se siente útil. Realmente deja de lado su esencia, por tomar la del otro, es ahí cuando la falta de respeto hacia ella misma se hace presente.  

No obstante, más allá de su deseo de ayudar, está su ego, que necesita sentirse superior, tener el control, para estar aparentemente tranquila. El hecho es que la relación es simple, hay una salvadora y un rescatado. De alguna manera el rescatado acepta la protección y se vuelve exigente. 

Querida mujer, no eres su psicóloga, no estás para solucionar los problemas de su infancia. Foto Pexels 

¿Por qué se dan este tipo de relaciones? Son mujeres que controlan y protegen, eso las hace creer que así no serán abandonadas. Pero no se dan cuenta que están evadiendo sus propias emociones, es decir, asumo lo del otro para no afrontar mis miedos y carencias no solucionadas. 

Estás dándole tu tiempo, el que te debes, porque ya es tiempo de sanar, de comunicarte contigo, de escuchar tus sentimientos y dejar de sumergirte en los otros. Tu salud mental te necesita, debes entender que el hecho de que vayas por ahí salvando a todos, no te asegura que se van a quedar, eres mucho más de lo que haces por los demás.

Y bien, ¿te ha pasado algo similar?

0%
No 0%

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Relaciones