Relaciones

Dar sin recibir nada a cambio tiene un límite, se llama dignidad

Cuando amas a una persona, ya sea en forma de noviazgo o amistad, ten en mente siempre quien eres y lo que vales, no aceptes menos que eso.

Por Paulina Castro

- 20/11/2020 01:07

Dar sin recibir nada a cambio tiene un límite, se llama dignidad - null (Pexels)

Se concibe al amor como un sentimiento puro, en el que no hay cabida para errores y abusos emocionales. Sin embargo, la realidad es que estas cosas pasan muy seguido. Pero dar sin recibir nada a cambio tiene un límite, se llama dignidad.

Cuando nos adentramos en una relación, es normal que de repente uno sea más detallista que otro. Cada persona tiene su propia manera de demostrar el cariño, tal vez los detalles de tu pareja sean un poco más en gestos pequeños que en grandes ramos de rosas.

El problema llega en el momento en que no hay ningún tipo de reciprocidad en cuanto al cariño que se brinda. Y a pesar de que te esfuerces de todas las formas en que se te ocurren, a veces simplemente no hay una respuesta de tu compañero.

Construyendo la dignidad

Al vivir, vamos pasando por diversas experiencias que nos llevan a desarrollarnos como personas. Para algunos, esta madurez emocional llega más tarde que para otros. Pero poco a poco vas construyendo una idea de quién eres, qué quieres y cuándo lo quieres.

En otras palabras, vas elevando tu autoestima, te vas aceptando y conociendo en el proceso. Y conforme esto va pasando, empiezas a dejar de asentarte en un amor que no mereces y buscas que te traten como la persona que tú sabes que eres. Exigir respeto no tiene absolutamente nada de malo, de hecho es necesario para poder armar relaciones que sumen en vez de restar.

Forma correcta de ejercer tu dignidad

Pedirle un tiempo a tu pareja no siempre es sinónimo de ruptura (Foto Pexels)

Contrariamente a lo que hemos escuchado desde los ochentas y noventas, darte a respetar no significa que actúes como la sociedad o la familia dicta que deberías hacerlo. Sino seguir tus ideales, expresarte de forma que el mundo entero sepa quién eres y que no vas a aceptar nada menos que respeto.

Por lo tanto, al empezar a ejercer esta dignidad, es posible que te enfrentes a un momento decisivo. Es decir, a muchas personas con las que te relacionas, pueden no gustarle esta actitud de empoderamiento. Aquí es donde te tocará tomar cartas sobre el asunto y elegir entre ese noviazgo o amistad, y tú misma.

Para reflexionar

No pierdas de vista que dar sin esperar nada a cambio no tiene nada de malo cuando se trata de caridad. Pero cuando estás hablando de sentimientos y emociones, especialmente en una relación, debes siempre ponerte como prioridad. No aceptes menos de lo que das, de esta forma, muestras tu verdadero valor y no te conformas con menos que eso.

Y tú, ¿Consideras que vives con dignidad?

Si 0%
No 0%

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Relaciones