Yoga

Doga: yoga con tu perro que beneficia a los dos

Al reducir factores como el estrés, mejorarás la calidad de vida de tu mascota y se sentirá más cómoda cerca de ti.

Por Paulina Castro

-

Doga: yoga con tu perro que beneficia a los dos (Pexels)

¿Cuántas veces hemos escuchado decir que los perros saben cuándo estamos felices o tristes? Pues esto sucede porque ellos absorben nuestra energía como esponjitas. Aquí es donde entra el doga, esta faceta del yoga se practica con tu perro y beneficia a los dos.

Sabemos que la vida en ciudad puede ser estresante y provocarnos ansiedad que llevamos con nosotros al hogar. Nuestros peluditos conviven con nosotros todos los días y por medio de la respiración y la tranquilidad que trae el yoga, podemos disminuir esas cargas negativas en ellos. Se recomienda un tiempo máximo de 12 minutos de práctica para no extenuarlos.

Aunque su nombre suene raro, es un ejercicio que está haciéndose cada vez más popular en países como Estados Unidos y Reino Unido. De acuerdo con un artículo publicado por everydayhealth.com, los principales beneficios del doga son:

  • Te permite fortalecer y profundizar el vínculo con tu perro.
  • Reduce los niveles de ansiedad y crea un sentimiento de alivio ante el estrés tanto para ti como para tu perro.

5. Postura del saludo (sentados)

Colocamos al perrito con la espalda apuntando a nosotras. Es importante colocarse en una pose que te permita tener a tu mascota entre las piernas, esto es porque lo vamos a elevar en dos patas mientras le hacemos mimos en el pechito y pancita. Esto lo va a ayudar a relajarse y a sentirse seguro. Si tu perrito se resiste, es importante dejarlo libre ya que no queremos que estén estresados.

4. Postura del saludo (de pie)

Es más o menos la misma dinámica que la anterior, pero esta vez nos ponemos de pie y de igual manera subimos al perrito en dos patas mientras le hacemos mimos. Si en algún momento él quiere bajar o detener por completo la sesión es recomendable hacerlo. Esto es algo que se puede hacer gradualmente, especialmente si el perro no está acostumbrado.

3. Perro boca abajo

Doga: yoga con tu perro que beneficia a los dos (Foto Pexels)

En esta postura tu perro puede estar libre rondando cerca de ti o recostado. Por tu parte, vas a colocar plantas y palmas en el tapete de manera que tu cara apunte al suelo. Elevas las caderas y relajas el cuello. No olvides que las respiraciones son importantes para mantener la paz y la tranquilidad.

2. La mecedora (Jhulana Lurmakanasana)

Recostada sobre el tapete, elevas las rodillas un poco y en ese espacio descansas a tu mascota. Con ayuda del abdomen y sosteniendo a tu perrito, empieza a hacer movimientos hacia atrás y hacia delante como una mecedora. Si sientes que tu perrito no quiere puedes pausar hasta que se relaje y continuar, o de plano suspender el ejercicio.

1. Carretilla

Esta postura trae muchos beneficios para tu perrito ya que ayuda a mejorar la circulación sanguínea y mejora la irrigación para su cerebro. La postura consiste en elevar ligeramente las patas traseras de tu mascota. El ejercicio puede ser un poco pesado para él, por lo tanto, lo puedes ajustar tomando pequeñas pausas cuando sientas resistencia y si se quiere ir, dejarlo.

Y tú, ¿Crees que a tu mascota le gustaría practicar el doga?

Si 0%
No 0%

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Yoga