Yoga

Yoga en mi crisis del 2020

Casi podemos generalizar y decir que todos nosotros estamos viviendo consecuencias de la pandemia que este año nos trajo y esta disciplina puede ayudarte. 

Por Erika Rojas

-

Yoga en mi crisis del 2020 (Foto Pixabay)

Si hoy somos parte de la población del planeta tierra, estamos experimentando, desde nuestro lugar, cambios y nuevas maneras de percibir la realidad ¿Sientes que la crisis te pegó duro? Practicar yoga puede ser un alivio.

Entre los cambios que presentamos los seres humanos, están, de acuerdo a estudios actuales y a mi experiencia con pacientes en consulta psicoterapéutica, aumento de estrés, síntomas de ansiedad, depresión, pero además de estos síntomas y malestares, me doy cuenta de que se está activando una toma de consciencia de lo que pasa en lo individual. Ha despertado en muchos la curiosidad de ir adentro de sí y explorar qué hay ahí.

Noto con frecuencia, la duda de si hay alguna forma de tomar el control de uno mismo, ya que, como nos estamos dando cuenta, lo exterior está casi por completo, fuera de nuestro control.

Hoy en día, está presentándose un desajuste en vida de las personas, una desintegración de lo que antes determinaba nuestra forma de vivirnos en el mundo, esa estructura que  nos daba una aparente seguridad y estabilidad, está cambiando. Para muchos de nosotros está siendo complejo fluir con los acontecimientos actuales, podemos sentir que no encontramos nuestro lugar, nuestro centro y eso genera incertidumbre, angustia y aumento de síntomas tanto físicos como emocionales.

De aquí que llegue a la necesidad de encontrar un camino, una nueva práctica que nos lleve a recuperar la certeza, la confianza y el bienestar integral. Si te está pasando algo parecido a mi experiencia, tal vez pueda interesarte esta práctica como posibilidad para buscar-te a través del yoga. 

¿Qué es el Yoga?

El yoga es un estilo de vida, una filosofía que tiene como premisa, el encuentro y conexión, momento a momento con uno mismo, en el aquí y el ahora. El yoga busca la integración del ser, de todas sus formas y cuerpos. Como Yoga podemos definir, al conjunto de disciplinas y prácticas de naturaleza física, mental y espiritual que tiene como finalidad lograr el equilibrio del ser, como vía para lograr la iluminación y la unión con el todo, a través de movimientos y posturas corporales, respiración y meditación.

La palabra yoga proviene del sánscrito “yug” que significa ‘unión’, ‘unificación’. Otro significado de “yoga” es, los métodos para llegar a dicha unión. Su origen se dio en la India, en el Valle del Indo. Sobre su antigüedad nos se tienen datos precisos, pero se cree que podría tener entre tres y cinco mil años.

¿El yoga es para mí?

Yoga en mi crisis del 2020- Foto Pexels

El único requisito que debes cumplir para comenzar tu práctica de yoga es tener un cuerpo, cualquiera que sean sus particularidades y características. El yoga no discrimina, ningún tipo de cuerpo, ninguna lesión, discapacidad o cualquier experiencia corporal que estés experimentando, son limitantes para que puedas comenzar y darte la oportunidad de vivir la experiencia del yoga.

La práctica hace adaptaciones para adecuarse a las necesidades de cada uno de nosotros. El trabajo físico y mental no se limitan a buscar la perfección porque parte de que ésta no existe, lo que tu cuerpo logre hoy, es suficiente, es lo mejor que pudo haber hecho y está bien.

Basados en la presencia que requiere la práctica de yoga, así como sus cualidades de aceptación del momento a momento, de llevarnos por el camino al encuentro con el propio cuerpo y su naturaleza única distinta al resto, podemos encontrar que es una opción viable y amigable para el autoconocimiento a través de la toma de consciencia, partiendo de las posturas y movimientos corporales que luego nos brindan la oportunidad de darnos cuenta de nuestro estado mental y emocional.

Mitos sobre el yoga

Se dicen muchas cosas sobre el yoga, algunos de los mitos que escuchamos son que solo las personas con un cuerpo delgado y flexible pueden tener éxito en la práctica, que únicamente los cuerpo fuertes y definidos podrán realizar las posturas y movimientos. Esto es totalmente falso, la composición física no determina la flexibilidad ni la fuerza que tiene un cuerpo o la que puede adquirir con el tiempo.

Además, aún que una persona no llegara a desarrollar ciertas habilidades que otros sí, estará haciendo una muy buena práctica de yoga, pues es lo que su cuerpo naturalmente necesita. Otro de los mitos comunes que se dicen es que los practicantes de yoga son personas siempre en balance, mantienen la calma y nada les pasa. Podemos creer que son “hippies” que no están en esta realidad.

La sociedad tiende a estereotipar en general las cosas, no es extraño que le demos una imagen mental al “yogi”, sin embargo, tampoco es cierto, actualmente personas de todo el mundo se unen a la práctica de yoga en la búsqueda de mejorar su calidad de vida, gente con todo tipo de ocupaciones hace al yoga parte de su día a día, como una terapia integral.

Así que, si estás pensando que no cumples con las características de un practicante de yoga, puede liberarte de esa idea y estar seguro de que así como eres, tal cual luces, tal cual sientes y piensas, eres el candidato ideal para iniciar tu experiencia por este mundo en el que la única meta es llegar a ti mismo.

¿Cómo comenzar en el mundo del yoga?

Yoga en mi crisis del 2020- Foto Pexels

Si hasta aquí, ya decidiste probar con el yoga, una buena forma de comenzar es buscar un lugar que te haga sentir cómoda, uno que te atraiga, ya sea la imagen, la energía que sientas cuando lo visites, tal vez en donde el maestro te inspire confianza.

Si después de probar, hay algo que no te enganchó o tuviste alguna sensación incómoda, busca uno más, y así, date la oportunidad de conocer algunos y decide en el que mejor haya hecho ‘click’ contigo. Qué importa si no es considerado el mejor, el más concurrido o reconocido, si a ti te gustó, quédate ahí, nuestra intuición es la brújula.

Habla con tu maestro sobre tus lesiones o características físicas y psicológicas que creas conveniente sepa para acompañarte mejor. Te deseo mucho éxito en este nuevo experimento, que tengas el encuentro más bonito, el que es contigo, con lo que verdaderamente eres “para adentro” sin el cascarón que nos hemos hecho a lo largo de nuestros años de vida “para afuera”.

Y bien ¿Lista para practicar yoga?

0%
No 0%

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Yoga